Inicio arrow Historia del Arpa arrow La presencia del Arpa Clásica en México
La presencia del Arpa Clásica en México PDF Imprimir E-Mail
 
Escrito por saul sepulveda, on 18-01-2006 22:33
Media de votos    (0 voto)

INTRODUCCION: Se narra la aparición y presencia del Arpa Clásica en México

DEL LIBRO DE LIDIA TAMAYO- “ EL ARPA De la modernidad en México”

Image
“ EL ARPA De la modernidad en México” de LIDIA TAMAYO

Las primeras referencias de la presencia del arpa en MEXICO es del siglo XIX. La alusión primaria es la ejecución de La bamba en unos de los entreactos de las funciones del teatro del Coliseo en 1806. Esta fuente no indica que el célebre son veracruzano haya sido tocado en arpa, así como tampoco las nóminas del teatro asientan ingresos de un arpista, por lo que es posible que la bamba se haya tocado sin arpa. Sin embargo, esto no descarta que en las calles, barrios y ranchos de México se tocaran los más variados sones con arpa. Guillermo Prieto en sus Memorias de mis tiempos (CONACULTA 1992), señaló en varias ocasiones la presencia del arpa en los fandangos y reuniones que los comerciantes y artesanos realizaban para “matar el tiempo” . Refiere que por el año de 1840 el músico mexicano Antonio Gómez escribió obras evocadoras de sones e instrumentos, incluidos el arpa como las variaciones sobre el tema del Jarabe. Tambien hace alusión de Antonio García Cubas, personalidad de la vida cultural de México en el siglo XIX, recuerda un episodio en Jilotepec, Veracruz, durante un baile de tarima:

“En una de las calles de la población y hacia el medio de ella se había colocado una tarima cuadrada, poco elevada del suelo y que tenía aproximadamente 6 metros por lado. Una arpa, un bandolón y una guitarra eran los instrumentos a cuyos primeros acordes se disponían a bailar parejas, subiéndose a la tarima. Algunos bailes eran de tipo pantomímico pero los más gustados eran los arrebatadores y bulliciosos como el Jarabe. Posteriormente el bandolón sería sustituído por la jarana de cuatro cuerdas, en tanto que el arpa y la guitarra han permanecido en el clásico trío jarocho.


En estos tiempos se recibe la primera delegación diplomática de la Corona Española a cargo de Don Angel Calderón de la Barca acompañado por su esposa Francis Eskine Inglis o tambien llamada Fany Calderón, nacida en Edimburgo, Escocia en 1806, viviendo en su época juvenil en la Cd. Americana de Boston, Massachussets. En el año de 1838 se casó con Don Angel Calderón. Fany Calderon fallece el 6 de febrero de 1882 a la edad de 66 años en la Cd. De Madrid con el título de Marquesa. Fany Calderón fue una hábil ejecutante del piano y el arpa. De hecho la primera referencia que tenemos del arpa como un instrumento de concierto en México tiene a Madame Calderón como protagonista. Esto sucedió durante un concierto realizado en el Sagrario Metropolitano en la Cd. De México en la Nochebuena de 1840. El programa fue el siguiente:


Obertura y dos números de Fausta de Donizzeti

Kyries de Rayasen

Gloria de Rayasen

Gradual de Manuel Espinoza de los Monteros

Credo de Vicente Wallace con un solo de violín y arpa en el Crucifixus tocados por Wallace y Fany Calderón, respectivamente.

Obertura de Rizburgo de Meyerbeer

Sanctus de Wallace, también con un solo de arpa y violín.

Agnus

Caballo de Bronce de Saverio Mercadante


El director de la orquesta fue el maestro español Juan Nepomuceno Retes. Por el programa musical y la hora (la medianoche), podemos concluir que no fue un concierto clásico, sino más bien una espectacular y solemne misa de “gallo” con motivo de la Navidad.

Nos inquieta sobremanera conocer que clase de arpa fue la que usó Madame Calderón. Por el repertorio debió ser una arpa cromática de tipo que desconocemos. Ciertamente el Arpa Dopia de doble caja estaba ya en desuso desde hacía más de 100 años, en tanto que la de una caja ya se encontraba en decadencia porque el sistema de pedales sencillos del siglo XVIII y doble de Sebastián Erard de 1811 ya se habían diseminado por Europa. El arpa de mecanismo sencillo fue un instrumento con gran aceptación entre las damas aristócratas aficionadas a la música, mientras tanto el arpa de mecanismo doble de Erard estaba en experimentación y solo usada por virtuosos como Charles Bochsa. En virtud del perfil socio-cultural de Madame Calderon podemos suponer que fue una arpa de mecanismo sencillo.


Charles Bochsa, compositor, pianista y arpista francés, nacido en Montmedi, Francia en 1789, era considerado el más grande arpista de su época. Su nombre Charles Nicolás Bochsa, después de concluir sus estudios en el Conservatorio de París inició una intensa carrera internacional como concertista y alcanzó tal reputación que recibió el sobrenombre de “El Paganini del arpa”., por múltiples fraudes se le calificó como “Miserable como hombre y grande como artista”.

El 19 de julio de 1849 iniciaron una serie de 6 presentaciones con obras muy variadas y de gran brillantez y la crónica dice así:

Conducida en brazos de dos sirvientes, vestidos de carácter, apareció la arpa mágica del caballero Bochsa, los profanos en el arte diáfano que profesa, más pudimos admirar el talento creador que al Paganini del arpa, este instrumento poetizado por las beldades de Jalapa, confidente de sus trovas divinas, es pulsado por algunos con bastante destreza y así es que nuestra primera impresión no fue tan nueva ni tan intima como esperábamos. El caballero fue aplaudido como merece su alto mérito, aunque algunos gaznápiros, inciviles y palurdos decían que había tocado solo para los inteligentes. (Del libro de Guillermo Prieto. Crónicas de teatro y variedades. México. CONACULTA 1994 pp 197-200.

Presentose por 2ª. ocasión y los primeros acentos de su arpa correspondieron los signos de la más viva aprobación, ya que fue un sonecito del país, El Ahualulco pero embellecido, reforzado por el gran compositor y todo un fandango tenía yo en la cabeza. Entonces a nos, los del vulgo ignorante, el arpa nos hablaba en un idioma vulgar, picaresco y venía a retozar con los espectadores. De San Francisco, Bochsa se embarcó a Sydney, Australia donde permaneció hasta su muerte en 1855.

A pesar de lo espectacular que fueron sus ejecuciones en México, el arpa de pedales no fue un instrumento que cautivara suficientemente al público como para motivar seguidores y desarrollar una escuela, quizá porque le faltaba imagen o porque Bochsa no realizó una labor docente. Por ello hubo que esperar poco más de 20 años para que el arpa de pedales se consolidara en México. La opera Lucía de Lamermoor de Donizetti se presentaba en México, fue estrenada en 1841 y los solos de arpa del primer acto se realizaban con el clarinete. Del mismo modo la Emperatriz Carlota, quien tenía entre sus aficiones el de tocar el arpa, no trascendió como tal, en virtud de no tener vocación de lucimiento personal, por lo que sólo la escucharon tocar las personas más allegadas a la intimidad familiar de la pareja imperial de Chapultepec. Asimismo ocurrió en otras operas como Ildegonda de Melesio Morales estrenada en 1865 y Luisa de la Valliere de Miguel Meneses, en la partitura original indica senza arpa y el solo está asignado al clarinete. Melesio Morales estudió en en Florencia Italia con Teódulo Mabellini y dejó al morir cerca de 150 obras, es importante este compositor para la historia del arpa mexicana ya que el arpa está presente en muchas de sus obras, primeramente en la Ildegonda donde usa el arpa como acompañamiento y posteriormente en otras operas como Gino Corsini y en la canción Il Fior de´miei Riscordi, Romanza donde hay un solo de arpa. Esta composición sin duda en la primera parte, explícitamente para arpa fue la primera que se imprimió en México, tiempo después Morales compuso tres piezas para arpa sola, convirtiéndolo en el más consistente compositor mexicano de música para arpa del siglo XIX.

Para el año de 1872 Rosalinda Sacconi llega a México como integrante de la compañía de ópera de Angela Peralta, siendo una joven arpista italiana que cautivó a la sociedad mexicana de ese tiempo.

Algunos relatos de periódicos son:

En la opera italiana y en consecuencia solo podemos dar elogios a la señora Sacconi quien ejecutó deliciosamente su solo de arpa, ésta fue la primera vez que se tocaron con arpa las famosas cadenzas, pues como se dijo anteriormente las habían ejecutado clarinetistas que no solo pasaba con la opera de Donizetti, sino con el preludio de la ópera Luisa de la Valliere de Miguel Meneses.

Entre el 2º y 3er. acto de La Favorita, Rosalinda Sacconi ejecutó una obra denominada Capricho, el cronista expresa su plena satisfacción : En esta plumada no debemos olvidar que anoche hemos conocido a la arpista Rosalinda Sacconi y que su nombre es el compendio de la sensación que despierta su presencia.




Publicado el : Historia del Arpa, Historia del Arpa

Comentarios de usuarios (0) RSS feed comment
Comment language Español (0), Français (0)

Ningún comentario guardado

Añade tu comentario



mXcomment 1.0.9 © 2007-2014 - visualclinic.fr
License Creative Commons - Some rights reserved
< Anterior   Siguiente >
 

Suscribir a las noticias

Quiere recibir por correo electronico las noticias de ArpaDurango.org? (Debe registrarse, ver Formulario de conexión)

Foto Video y musica
Historia¿ Que hay de nuevo en Arpadurango.org ?
Noticias
Última hora
Subscribirse
De-suscribir